jueves, 23 de febrero de 2017

LA SIERRA DE MIESCA EN CIRCULAR DESDE LES MESTIES.

LA SIERRA DE MIESCA

Ruta realizada el Jueves 16-02-2.017

Circular que parte desde Les Mesties y subiendo por la Canal de Bodiellu corona en la Collá de la Parea; en esta Collada nace la Sierra de Miesca en dirección Norte-Sur. La recorremos en su totalidad, pasando por sus cumbres más emblemáticas, El Pedrosu, Peña Subes, Duernón de Entrepeñes y Sen de los Mulos. Descendemos por La Cuesta Viances, girando bruscamente a Norte por  Les Camperes de la Rumiada, Hayedo precioso situado en la ladera Oeste de la Sierra. El Bosque limpio con camino amplio y bello, hasta casi el final del recorrido. Solo un pequeño tramo ciego, cerca del enlace con la subida de la mañana.

Siquieres el Track, entra en el siguiente enlace:INTEGRAL A LA SIERRA DE MIESCA.

 Subimos por la carretera del Pontón, hasta Puente Huera, aquí nace la carretera que sube al pueblo de Viboli. Primero pasaremos por la desviación que sube a Casielles, la obviaremos y seguiremos subiendo por la Foz del Candamo, hasta poco antes del pueblo de Viboli.
La carretera hace una curva cerrada a la derecha y cruza el Río Viboli, nada más pasar el puente hay una casa a la derecha y detrás de ésta aparcamiento para 3 ó 4 coches.
En la fotografía de arriba, se aprecia la barandilla del puente y también el camino por el cuál comenzamos la ruta.



   
Por buen camino subimos con un desnivel medio.

 Al otro lado del Valle, Viboli Bajo y Alto.
Tenemos que llegar a la Horcada que vemos arriba.
El camino siempre en ascenso. 
No hay pérdida posible, siempre de frente hasta que encontramos este jito; Nosotros vamos por la izquierda hacia la Collá la Parea. Por la derecha descenderemos más tarde a enlazar con este mismo camino. 
 Entramos en la Canal de Bodiellu. 
Enseguida estamos debajo de la pared de la Sierra de Miesca, en su entronque con la Collá la Parea. Como vemos en esta toma, hay un bonito Juracao.
 En esta toma se intuye, el camino ascendente de derecha a izquierda, entre el primero y segundo muro.

 tomas del  mismo camino.

 Desde esta parte alta y muy cerca ya de la Collada Panda, vemos El Raso y El Luengo, así como la arista Sur del Collau Zorro.
 Este bonito y corto sedo nos deja en este paso estrecho, donde los ganaderos aprovechan para cerrar el paso al ganado, con una vetusta portilla de troncos.


 Una vez pasada la portilla, con un pequeño giro a la derecha llegamos a la Collada.


 La bonita Peña Salón se divisa desde aquí perfectamente, sobre todo su cara Este, con la Senda Vibolines perfectamente marcada a media ladera en su lomo rocoso.

 Entusiasmados con la Senda Vibolines.
 La intención es hacer la crestería completa y aunque debajo de los muros anteriores, ya vimos tres espolones con sus respectivos cortes, decidimos subir el primero de ellos que vemos detrás de los compañeros. Trabajo baldío, salvo el comprobar que nuestras deducciones eran ciertas.

Nos agrupamos bajando el espolón y los compañeros suben a la collada que vemos, con desnivel importante. Yo voy a la collada de la izquierda.
 Menos abrupta, aunque una vez en ella tengo que girar a la derecha para enlazar con los compañeros.
 En el inicio de la crestería hay unos angulares de cierre, supongo para que el ganado no se precipite por el corte vertical que hay en su lado Oeste, aunque la alambrada está en el suelo.También hay un cajón de ladrillo, no se con que fin.....



A partir de aquí la crestería dá poco respiro.


 Ya aparece Pileñes.
 El desnivel importante requiere toda nuestra atención. Recomiendo guantes, ya que los pinchos no son agradables al tacto y son abundantes.
 El Derrabau, debajo del Jucantu y el Valdepino. A la derecha se intuye el Cantu cabroneru y Peña Beza.  
 Viboli muy abajo. Más a la izquierda en la carretera, se aprecia un punto blanco; es  uno de nuestros coches.
 Les Bedules, Tiatordos, campigüeños y Peña Taranes.
 Detrás de Peña Salón, El Pierzu y El Carriá. 


Continuamos explorando. Este tramo desde la Collada hasta Peña Subes, es desconocido por todos nosotros.



Tramos expuestos.

La escasez de lluvia facilita el avance, ya que el terreno está seco y por tanto no se resbala.

Vamos progresando siempre por crestería.

 Antonio abriendo brecha.
 La crestería preciosa y muy entretenida; sube y baja no con mucho desnivel, el día primaveral, sin aire y las vistas espectaculares. 


 Asoma el Cornión hasta la Bermeja y más tarde hasta Las Peñas Cifuentes.
 La roca regularmente buena, aunque como es lógico siempre hay alguna suelta.

Trepadas continuas.

¡Parece que Pereira da la vuelta!....












 Entra Peña Ten en escena.


 Se aprecia en esta toma el Canillín a lo lejos y la bajada desde la LLampa a su cumbre.











Llegando a Peña Subes, algo más allá, El Duernón de Entrepeñes.






 Cumbre de Peña Subes. 1.480 metros.

Al fondo El Pozalón y El Niajo. A la izquierda subiendo el valle, La Pica Ten.
Reponiendo fuerzas.

Cerca de la Collada de la Cuestona.
 Eduardo descendiendo un tramo.
Bajando a la Collada de la Cuestona.



Subiendo al Duernón de Entrepeñes.



 Las trepadas no ofrecen mucha dificultad, si acaso esta parte me parece la más peligrosa, la subida al Duernón de Entrepeñes, tiene los apoyos al revés, lo que no facilita un buen agarre. No obstante todo el mundo paso sin problemas.


 La dificultad no es mucha, pero si son importantes ciertos pasos, que no ofrecen segunda oportunidad. El terreno de esta Sierra como se puede observar, es de roca abundante en la ladera menos agreste la Este, pero una caída no sería "agradable". La cara Oeste es casi en su totalidad aérea.


Como vemos en esta toma, se puede ir por la roca o por la derecha de la misma, por la pradería, o incluso por la izquierda.
Les "cabres" por la roca.

Observando el Cornión.


Xoxerra y Eduardo. Detrás de Eduardo la pradería que baja de Peña Beza hasta la Canal de Misa y que "parece" enlazar con La Peña Santa.
 Vista estupenda de Picos. Cornión, Bermeja, Peñas Cifuentes y Jario.


 Cumbre del Sen de los Mulos. 1.505 metros.









Después de un buen rato en el Sen, terminamos la Sierra por su parte sur.
 El descenso por la Cuesta Viances; se accede a ella por una pequeña canal, la anterior a la que vemos en la fotografía.


Bajando la Canal  que da paso a la Cuesta Viances.
La Cuesta de tupida hierba acaba en la Collada Viances. Nosotros nos desviamos a la derecha dirección Norte, sin llegar a la Collada. 


Sin llegar a la Collada de Viances, giramos bruscamente en dirección Norte, y descendiendo ligeramente por el Hayedo limpio y sin problema alguno, hasta que enlazamos con una pista ancha y cómoda que nos llevará a cruzar con el camino de la mañana, en el jito que nombro al principio de la narración. 
Conversando sobre la crestería.





La amplia pista nos deja en el jito de enlace con la pista de la mañana.

Sólo queda descender en poco mas de 15 minutos al lugar de inicio de la ruta.

ATENCIÓNRecorrido sólo para personas con experiencia en terrenos peligrosos y acostumbradas a trepar con el vacío inmediato. El error se paga muy caro, no hace falta decir con qué... Por supuesto, totalmente desaconsejable con tiempo húmedo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario