sábado, 1 de julio de 2017

PEÑA BLANCA Y LA ROBLIZA POR LA JERRERA Y MESONES

Ruta realizada el Jueves 22-06-2.017.

Si quieres el track entra en el siguiente enlace:PEÑA BLANCA Y LA ROBLIZA POR LA JERRERA Y MESONES.

El día se presenta con niebla, pero se aprecia que es baja y que a medida que subamos se iría disipando. 

Salimos del pueblo de Caín por el camino que sube hacia Caín de Arriba, hasta este prado donde se bifurca: de frente iríamos a Caín de Arriba y a la Canal de Mesones y a la derecha por encima del muro entraríamos en la Canal de la Jerrera.
Rápidamente el camino gira más a la derecha atravesando la riega de la Jerrera, el camino se inclina y ya no abandonaríamos el margen izquierdo de la misma hasta la cimera de la Canal, dando vista ya al Jou de Oliseda.
Como vemos el terreno se inclina y enseguida estamos en los Sedos de Oliseda. Espectaculares pasos tallados en la roca a derecha y a izquierda que facilitan el ascenso en la progresión.

Algunos tramos  (2 ó 3)  dónde los avellanos avanzan inexorablemente, dada la escasez de animales y personas en estas canales y que pronto cerrarán totalmente el camino, dificultan la orientación.


Aparece y desaparece ante nosotros el Morrón del Torco, jugueteando la niebla como si quisiera evitarnos la visión hacia donde nos dirigimos.
Algunos compañeros por debajo en los Sedos de Oliseda, tan cerca y tan lejos....una caída sería fatal.
Al fin, a mitad de la Jerrera, Érebo nos da paso y permite admirar la belleza de esta preciosa zona del Cornión.
Aunque si miramos atrás y abajo sigue aún muy cerca de nosotros. (Érebo, Dios primordial en la niebla en la mitología griega)
Seguimos subiendo y dejamos a nuestra derecha dos pasos por los que se puede acceder hacia el Juracao del Jultayu. Aunque la última vez que subí lo hice por esta otra entrada, la más fácil y también la más alta. Había camino claro pero ahora se encuentra tupido de hierba alta y maleza.
En el centro. la zona del Friero, a la izquierda la Zona de la Celada y a la derecha el Cuetu Agudo.
La Torre de los Cabritos, siempre erguida y amenazante, de difícil ascensión por su verticalidad y piedra suelta.
Como se aprecia,  la fotografía está tomada a la derecha de la Jerrera y vemos a los compañeros subir totalmente por la riega de la misma. No la abandonaríamos hasta la cima del Callejo, debajo ya de los Picos de Arenizas y los Horcados del Pozo.
Una vista atrás desde la riega. Ya muy altos.
Hacia el cares y la verdes praderías que suben al Juracao.


Y al fin llegamos a la collada, dando vista al Jou de Oliseda, a la Verdelluenga, al Jorcadino y al Cabeza LLombreras.
A nuestra izquierda los contrafuertes de Peña Blanca.
A la derecha y hacia atrás el Jultayu y la niebla sobre la Canal de Cares.
Detrás el Central, con sus Canales que ascienden casi verticales desde la Garganta Divina. Cumbres por doquier, abruptas de izquierda a derecha y de abajo arriba, preciosa imagen, difícil de olvidar.
Hacia abajo Érebo se a ido y nos permite divisar hasta Caín. ¡ Qué canales !
La ascensión a Peña Blanca no entraña mucha  "dificultad". Desde la collada rodeamos por derecha o por izquierda el Jou de Oliseda y subimos un canalizo ancho y jitado para girar luego a la izquierda, en dirección hacia la cumbre. Terreno inclinado, jitado y sin pérdida posible, salvo con niebla. Y por supuesto con lluvia más peligroso aún. Aunque nos parezca que la cumbre es la de la izquierda, la altura máxima se encuentra situada más a la derecha.
Cumbre de Peña Blanca. 2.194 metros.
Muy cerca de Peña Blanca se encuentra la Robliza, donde se encuentran compañeros habituales, que han subido desde los Lagos hasta la misma y que nos saludan desde la cumbre.
Descendemos de Peña Blanca en dirección a la Robliza por los contrafuertes Occidentales y pasando cerca del pequeño nevero que vemos. Subimos en dirección al Collado LLombreras.
En esta toma podemos observar las tres cumbre de Peña Blanca. La cima se encuentra en la parte más a la derecha.
En el Collado dejamos las mochilas y comenzamos a ascender hasta que coincidimos con los compañeros que bajan de la misma. Después de una amena charla proseguimos hacia la imponente arista Occidental de la  Robliza.
Enseguida el Collado LLombreras queda muy abajo.
Buena roca, muy poca piedra suelta, siempre por la crestería, excepto 2 giros a izquierda, para regresar a la misma y proseguir.
Los desventíos son enormes hacia los dos Jous, el de la Robliza y el de Oliseda y hacia atrás por supuesto.
Esa redondez que vemos se libra con uno de los giros a izquierda, para luego regresar a la crestería.

Vista hacia atrás a Cabeza Llombreras y el Pico de los Cabrones.
Hacia el Jorcadino y la Verdelluenga
El Tiro la LLera, la Horca Miguel y Traviesos.
Hacia la Peña Santa y el Torco.
Hacia Cabritos y Puertos de Cuba. Detrás desde Arestas hasta la Bermeja.

Iniciando el otro giro a izquierda.
Para salir nuevamente a la crestería.
Aladino.
Antonio preparando para inmortalizar el evento.
Prada con el Central detrás.

Cumbre de La Robliza. 2.136 metros. 

Toca descender, aún tenemos que bajar Mesones.
El descenso siempre peligroso, al principio casi plano y podemos apreciar algo de piedra suelta, enseguida se inclina y desaparece la piedra suelta. Los desventíos como se puede apreciar, enormes.
Como digo en otras ocasiones, en las fotografías no siempre se aprecia la realidad, en estas puedo decir que los desventios son más grandes de lo que parecen indicar.
Bajamos con sumo cuidado, cada uno a su ritmo y por supuesto con la máxima precaución posible.

Esta crestería es una pasada para montañeros acostumbrados a trepar y a los abismos, nada aconsejable con miedo o sin experiencia.
Imponente la crestería desde el Jou de la Robliza.
Piedras LLuengas y el Tiro la llera.
 Horcada Miguel y el Tiro la LLera, desde el Jou de la Robliza.
El Tiro la LLera, en su cima se encuentran los compañeros que vimos antes.
Pasamos el Jou de la Robliza y por las Colladines de Piedras Lluengas, damos vista a Mesones.
Ya vemos la majada de Mesones, parece cerca pero está muy lejos. 


Debajo ya de Cabritos; por tanto muy cerca de la majada de Mesones.
En Mesones hay buena fuente, de la cúal bebemos abundantemente y seguimos descendiendo a los sedos de Mesones. 
Primero, uno a la izquierda tallado en la roca y luego otro más abajo a la derecha.

Estamos cerca de Caín de arriba, donde un par de mastines nos reciben con un sonoro coro de ladridos.


En Caín de Arriba, nos desviamos a la derecha para bajar a Caín por el Sedo del mismo nombre, donde daremos por terminada esta estupenda circular.

ATENCIÓNRecorrido sólo para personas con experiencia en terrenos peligrosos y acostumbradas a trepar con el vacío inmediato. El error se paga muy caro, no hace falta decir con qué... Por supuesto, totalmente desaconsejable con tiempo húmedo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario