sábado, 5 de agosto de 2017

LA  TORRE  DE  PEÑALBA

Ruta realizada el Miércoles 19-07-2.017

Track del recorrido de los dos días, si lo quieres entra en el siguiente enlace:Torre de Peñalba.

Amanece en Jermoso, después de un ligero descanso del recorrido del día anterior, cinco cumbres de más de 2.600 metros, damos buena cuenta de un desayuno abundante y muy pronto iniciamos la aproximación a la Torre Peñalba por el Jou del Llambrión.

Una vez por encima de la desviación hacia la Colladinas, un amigo nos da los buenos días, extrañado ante nuestra presencia.
Vamos ganando altura y ya vemos claramente la Traviesa del Guarda, por donde tenemos pensado subir. Llamativo corte en la roca que parece indicarnos el camino hacia la cumbre. Vemos también la travesía a realizar para llegar a ella, primero por el pedrero y luego por la vira que sube y parece dejarnos a nivel de la Traviesa.
El Refugio de Jermoso 
Pasamos el pedrero y subimos por la vira en busca de la Traviesa. Después de la esquina el camino baja a cruzar una riega. Punto clave en la ruta.... 
.....Pablo, el guarda de Jermoso nos informó de la dificultad del mismo. La riega baja vertical por los contrafuertes de la Torre, sin agua pero con abundante piedra suelta y con poco espacio para acceder a la Traviesa.

Antonio hizo esta fotografía desde arriba, ya en la Traviesa. El espacio donde nos encontramos es escaso para tres personas y debajo de nosotros la riega da un salto enorme.
Una vez que Antonio está en la Traviesa, nos asegura y subimos relativamente fácil. No por la grieta que vemos, sino por la roca donde se encuentra la cuerda, pero por el lateral por donde baja.
Una vez en la Traviesa, ésta mejora. Se pasa un corto terreno de piedra suelta y luego gira a la izquierda por una llambria con apoyo en su lado derecho. 
Gira después a la derecha y se aproxima a la pared.
La Traviesa es espectacular, un paso increíble, para recordar siempre. Encima completamente del Refugio de Collado Jermoso y en frente de la Norte de Jierro.
Se sube pegado a la pared sin problema, hasta la curva donde el techo de la pared baja y debemos agacharnos para que la mochila no pegue en él.
Espectacular la Traviesa del Guarda.

El Friero y los Picos de Friero.
Las Colladinas.
El giro a la izquierda que relataba antes.
Decir, como en otras ocasiones que las fotografías aumentan y disminuyen a veces la realidad.
Los desventios  enormes a nuestra izquierda.

No hay adjetivos bastantes para este paso.


Preciosa la Traviesa.

Pasado el giro seguimos por trepadas importantes, pero a la vez "fáciles", con buenos agarres.
Dejamos atrás la Traviesa del Guarda y después de una corta trepada, el terreno da un respiro.
El giro de la Traviesa da paso a la cara Oeste de la Torre de Peñalba, por tanto da vista hacia el Cornión y debajo de nosotros y a nuestra derecha todo el Valle que sube desde la Ermita Corona por el arroyo Mermejo y las Minas de la Rabica. La Collada marrón que vemos debajo está en la dirección por la que luego bajaremos, girando a su izquierda, y más a la izquierda y abajo, el collado verde, es el Collado Solano. 
Enseguida comienza un trepar constante en busca de las paredes finales de la Torre de Peñalba.
Trepadas fáciles, con buenos agarres, pero verticales. Siempre serán peores en la bajada.

Antonio en plena faena, ya se divisan encima los muros de ascenso a cumbre.
Una amplia ventana en la repisa del primer muro nos ofrece esta bella toma del Tiro Callejo y del Llambrión.
El Cornión, La Canal de Capozo y Peña Santa de Castilla.
Una amplia repisa para acometer el primer muro nos permite preparar el material de escalada.
Antonio en el primer largo y a través de la grieta que vemos, sin anclajes, ni seguros hasta que termina el muro. Aquí donde termina o empieza (según se suba o se baje) el muro, hay un cordino aunque no en la vertical de la grieta. Otro en el inicio del segundo muro que va en dirección a la vertical de la grieta. Éste, será el que utilizaremos en el descenso.
El primero de la cuerda es el que más trabaja, los que vamos detrás encontramos el camino asegurado.
Los dos muros están catalogados como IV, no tuvimos mucha dificultad en sobrepasarlos.
Antonio ya está en la repisa del segundo muro, me asegura y subo.
Una vez arriba Antonio, asegura a Aladino.
Y éste inicia el ascenso.




Antonio en el segundo muro, más roto que el primero y con un trozo de bajo techo en su salida cimera. Sin seguros al igual que el primero.
Aladino pendiente de Antonio.


Cumbre de la Torre de Peñalba. 2.466 metros.
Descendiendo el primer muro.






1º Rápel de Aladino.

Antonio rapelando el 2º muro, vertical de buena piedra y disfrutón.
Yo en el inicio del 2º muro. Muy cerca de Aladino se encuentra el cordino que dije antes. En la pared del segundo muro hay otro con dos buenos clavos, aunque el cordino nos pareció poco fiable, duro y deshilachado. Antonio puso un pequeño cordino y yo un mamelón para asegurarnos más.

En el descenso, el primer muro es más incómodo, tanto de subir como de bajar, este segundo es muy guapo, lástima que sea corto.



Aladino disfrutando los últimos metros.
Iniciamos el descenso. Como estaba previsto, peligroso y tortuoso. Mucha piedra suelta, mezclada con buenos agarres y verticalidad.

Las fotografías desde arriba, siempre asustan.
Debajo de los muros hay una primera parte de destrepe importante, luego este giro a izquierda también largo, y después otro giro a la derecha a buscar la canal principal que bajaría hacia las Minas de Rabica. La entrada a dicha Canal, difícil sobre todo en descenso.
Giro a derecha en busca del paso a la Canal principal. Paso difícil pero no tanto como el que da acceso a la Canal.
El paso anterior se encuentra debajo del gendarme que vemos. Se aprecia el camino a recorrer hasta el segundo paso de acceso a la canal principal. Paso complicado sobre todo en descenso.
Este es el paso de mayor dificultad. Un muro vertical con no mucha altura a la Canal principal y en descenso a la misma. Paso con muy poco apoyo para pies y para las manos el agarre está al revés, la verticalidad de la pared excede la misma y tiende a tirarnos hacia afuera.
El descenso lo realizamos por camino hitado, aunque hay que fijarse mucho, el acceso a la Canal no es fácil de encontrar, sobre todo en descenso, porque parece imposible que sea por donde es.

Subiendo yo creo que sería más fácil dar con el camino adecuado. Aunque no subiriamos por la Traviesa el Guarda. Si bien, por donde bajamos sería la subida normal, el terreno sería también incomodisimo.

El camino gira a la vez que mejora y sale antes de la Torre del Jazz, totalmente al  Collado de Jermoso.
Nos despedimos del Refugio de Diego Mella, charlando un poco con su Guarda Pablo, y nos dirigimos hacia las Colladinas, no sin antes despedirnos de esta bonita cumbre. La Torre de Peñalba.

Vamos dejando atrás las Colladinas.
Y damos vista a Liordes y a Las Peñas Cifuentes.
Preciosa la Vega de Liordes.
Camino a recorrer hasta los Tornos.
Entrada a los Tornos de Liordes.
Abajo y muy lejos aún...Fuente Dé, desde el Collado de Liordes. Nos queda bajar la Canal del Embudo.
En Fuente Dé, daremos por terminados estos dos días por esta parte del Central. Maravillosos días, aunque no pudiéramos hacer la crestería de Peña Blanca a Tiro Tirso. Habrá que volver.

 ATENCIÓNRecorrido sólo para personas con experiencia en terrenos peligrosos y acostumbradas a trepar con el vacío inmediato. El error se paga muy caro, no hace falta decir con qué... Por supuesto, totalmente desaconsejable con tiempo húmedo. 



1 comentario:

  1. Estoy pensando y a la vez riéndome de mi mismo al ver este reportaje. No podré salir nunca de "pisapraos", viendo lo que vosotros sois capaces de hacer. No lo puedo remediar, los "patios", me pueden, por eso no pasaré nunca de senderísta y de los malos. Felicidades sois geniales. Un abrazo.

    ResponderEliminar