miércoles, 11 de abril de 2018

SIERRA PEÑA VILLA Y CERRO LLABRES

Ruta realizada el Jueves 05-04-2.018

Si quieres el Track entra en el siguiente enlace:Sierra Peña Villa y Cerro Llabres en circular desde las Vallinas.
Después de pasar el Pueblo de Puente Nuevo y en el kilómetro 6,700 de la AS-115 que va de Posada de Llanes al alto del Ortiguero, hay un desvío al Pueblo de Torrevega ("ojo" desvío pronunciado a la izquierda y hacia atrás), casi un kilómetro más allá llegaremos al Pueblo de las Vallinas, donde comienza la crestería de la Sierra de Peña Villa.
Aparcamos el coche en lo más alto del pueblo y iniciamos la ruta saltando la última finca privada, que nos separa del inicio de la crestería. 

La compañera Delia realiza la fotografía de comienzo de ruta, dentro ya de la finca privada y al lado de los coches tapados por la casa.

Hacia el Sur y en el comienzo de la crestería, primera toma del Pueblo de Mere y los Urrieles y el Cornión.

Admirando el Macizo Occidental y el Central. 
 Desde el Jascal a Cabezo Llorosos y el Macizo Central. 
 Hacia el Oeste, el precioso valle de Ardisana y el Benzúa.
 A contraluz Aladino cresteando el Culobardón, primer escollo de la ruta y el principio de la misma.
A contraluz Delia.
En esta toma se aprecia el desnivel existente en la salida desde las Vallinas (150 metros), incluso se aprecian los coches. El día se presenta espléndido, frescor de primavera que invita a entrar en calor. Qué mejor que una crestería no muy larga. 


La Sierra no tiene mal terreno, se deja caminar con regularidad.
Esther y Eduardo, debajo Las Vallinas, Los Callejos, la Peña Cuanda y el Benzúa y su Sierra.

La crestería mezcla de hierba y piedra pero firme y entera invita a subir con rapidez, sobre todo porque estamos frescos.

Un paso expuesto, corto y fácil en plena crestería.

Se va sorteando con facilidad y prudencia.


 Estamos en la modesta cumbre (328 metros), del Pico Culobardón, hemos subido unos 150 metros muy sencillos, pero cuidado la cosa acaba de empezar.
 Esta ruta se debe realizar asegurando el día, sería una pena perder las excelentes vistas sobre el Cornión y el Central hacia el Sur y la no menos espléndida de la Costa Llanisca hacia él Norte, como veremos más adelante.
 Pero sigamos hacia adelante, ahora por praderas, hasta el coche que se ve más allá de la segunda cabaña. Aquí enlazamos con la pista que viene por la derecha en el sentido de la marcha desde el Pueblo de la Villa, en la carretera LLN-7 que viene desde Llanes al Mazucu y enlaza con AS-115.
Esta pista nos llevará hasta la cota de 421 metros donde existe un repetidor de televisión.
Podemos ir por la pista o seguir por la crestería, saltando las fincas privadas.
 En esta fotografía se observa el final de la Sierra de Peña Villa, la Collá de Prida y la crestería que nos llevará hasta el Cerro Llabres y también el Valle del mismo nombre y la crestería que baja del Cerro hasta Vibaño, ésta no parece difícil y por su cara Norte el terreno es de praderas por lo que creo que es la mejor opción de descenso.
Hacia en Norte tenemos el Cerro Llabres por donde bajaremos, pasando antes por el Brañete y la sierra que cae a su derecha. Aquí se aprecia la posible bajada por pradera desde el Cerro al Valle de Llabres.
 ¡Delia se yergue sobre el espinar sobre Esther y Eduardo!.
Los compañeros en el Pico Tejero de unos 618 metros.
 Estamos casi encima del Mazucu y ya tenemos enfrente a Cabeza Ubena y Peña Blanca, dos cumbres con la misma altitud, 1.187 metros. Más a la izquierda el Cuera.
 Majadas en el camino al Corona Cantiellu.
Cómodo terreno.

 Tenemos ante nosotros un constante sube y baja de poco desnivel, hasta llegar a la parte más alta de la sierra que es el Pico Cabeza Radosa (711 metros) encima completamente del pueblo del Mazucu. Una vista atrás, donde se aprecia la distancia que nos separa ya del Pico Tejero.
 Cumbre Cabezu Rabosa (711 metros), la cota más alta de la sierra de Peña Villa.
 Pereira, El Mazucu, la Foz de Valcabrero y Peña Ubena
Y lo que nos queda aún por delante. hasta llegar al Pico donde vemos las antenas el Corona Cantiellu según el IGN, Resquilones según otros. 
 Damos vista ya al Mar Cantábrico, con el Brañete y el Cueto Llabres delante.
 Niembro, Barro, Celorio, Poo, Llanes, la costa Llanisca perfectamente visible y aún se vera mejor desde el Cerro Llares, de aquí la importancia de acertar con el día para disfrutar de las vistas.
 De momento tenemos que seguir por la Sierra de Peña Villa, y ahora el terreno nos obliga a bajar 100 metros para subir luego a enlazar con la pista que viene del Alto de la Tornería.

Aladino buscando la mejor opción de bajada.
 Una vez en la pista, algunos compañeros siguen de frente, subiendo al cerro delante del Corona.
 Otros vamos por la pista, maravillosa alfombra de hierba que con algunos zig-zag finales, nos llevará hasta la cumbre del Corona Cantiellu. Para luego seguir en dirección al Cerro Llabres hay que descender a la Collá de la Prida, el mejor camino es bajando por la pista hasta la última curva que vemos y luego girar a la derecha por debajo y cerca de la crestería que vemos a derecha. También podemos crestear pero ojo, esta primera parte de crestería, sí que es una crestería mala de caminar y con continuos sube y baja.

Cumbre del Corona Cantiellu.

La crestería finaliza en kilómetro 7 de la LLN-7, y su última cumbre es la Grazma, habría que bajar 200 metros remontar a la Grazma y volver a subir a la Corona Cantiellu, para poder seguir hacia el Cerro Llabres.

 Admirando la costa Llanisca, desde San Antolín a San Vicente con buena luz. 
 En la Corona Cantiello (669 metros) hay dos grandes antenas con caseta incluida y demás, que no facilitan la foto de cumbre. El grupo todavía tiene ganas de cachondeo. Me hacen hacer el trenecillo, y yo no quería. 

 Desde la Collada de la Prida (314 metros), cogemos la crestería, larga y dura que nos llevará hasta el Brañabes. 
Esta zona ya no facilita el caminar, al contrario ofrece dificultad, primero aumenta el desnivel y la altura de la hierba y del cotollar al inicio y a medida que subimos aumentan las trepadas.



 La distancia, y el sube y baja va disminuyendo la fuerzas y el esfuerzo se nota.



 Aún siendo mucho más corta que la Sierra Villa, las fuerzas ya no son las mismas y parece que no llegamos nunca arriba.
 En esta fotografía se aprecia la crestería que baja desde el Corona Cantiellu, esta parte aún siendo muy pronunciada no se ve difícil, la que sí lo parece es la primera parte que es más plana que ésta. No obstante creo que lo mejor es bajar por las praderas que se aprecian a media ladera.
 Seguimos con entretenidas trepadas pero que no parecen acabar nunca.
 Ya se ve el final.

Cumbre del Brañabes, antesala del Cerro Llabres. Detrás la Sierra Peña Villa y las dos cumbres de Cabeza Ubena. Aún tenemos que bajar 100 metros para subir al Cerro Llabres.
Cumbre del Cerro Llabres (689 metros). 

 La idea era bajar por la izquierda de la cumbre del Cerro, por amplio y ancho corte que nos bajaría al Valle de Llabres, pero la crestería que baja de frente hasta el Pueblo de Vibaño, está cubierta de verdes prados y majadas que nos invitaron a bajar atravesandolas. 

Ya dejamos muy atrás la buena bajada al Valle y en vez de seguir de frente decidimos girar a la izquierda para bajar al Valle.
Ya que no cogimos la primera opción deberíamos haber seguido, pero decidimos girar y bajar monte a través. El peor terreno del día.
 Abrupto, cotoya en abundancia, roca suelta mala y peligrosa.

 Bajamos unos 250 metros, hasta cruzar con un buen camino que viene a media ladera por el Valle de Llabres y que cómodamente nos llevará hasta Vibaño.
 Ya en Vibaño y después de beber en la fuente. ¡Ojo con el agua!, si la ruta se realiza en verano y con calor es muy necesaria, no encontramos fuente alguna.
 Por carretera salimos a Riofrío y cogemos a la izquierda una pista amplia primero, que nos sube por el monte y luego giramos a la derecha por camino casi perdido hasta las Vallinas donde tenemos el coche y daremos por terminada esta ruta.



ATENCIÓNRecorrido sólo para personas con experiencia en terrenos peligrosos y acostumbradas a trepar con el vacío inmediato. El error se paga muy caro, no hace falta decir con qué... Por supuesto, totalmente desaconsejable con tiempo húmedo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario